Mi Diario de Escritor: Semana 11 de “Los Buitres”

Amigos, cada vez que pienso que le estoy agarrando la onda a Wattpad, algo sucede que me hace volver al inicio. Les he estado hablando del Club de Lectura al que me uní. Bueno, parece que el Club ha muerto. No hay mucha interacción entre los miembros, y después de leer el segundo libro, del cual les hablé la semana pasada, no hubo más participación. Deje un comentario preguntando si ya era momento de pasar al siguiente libro, pero solamente una persona me respondió; desde entonces, no ha habido más publicaciones, ni de libros pasados ni de próximos. Culpo a la creadora del club, quien debería ser la organizadora y encargada de dar seguimiento, pero que prácticamente se desapareció alegando que su hermana acababa de dar a luz y que no tendría mucho tiempo libre. ¿Para qué, entonces, empezar un Club de Lectura?

En cuanto al tema de la editora que iba a leer mis capítulos y darme su opinión, también continúa pendiente. En realidad, ella también parece haberse dado un tiempo de la plataforma, puesto que le envié un mensaje recordándole del tema, pero no lo ha respondido; de hecho, parece que ni siquiera lo ha visto. Si hay algo que jamás he tenido, es paciencia, así que Wattpad realmente me está probando en cuanto a mi ansiedad y urgencia. Tarde o temprano tendrá que leer mis capítulos, simplemente me gustaría que fuese más temprano que tarde. De todas maneras, he continuado leyendo su libro, puesto que la historia me ha parecido bastante entretenida, pero admito que también me he tomado mi tiempo, puesto que ha habido partes que me han aburrido un poco.

Mientras tanto, he enlistado a dos nuevas personas para leer mi novela; la primera leerá el primer capítulo solamente (la mayoría de las personas en los foros de Wattpad se ofrece solo a leer el primer capítulo y no hay muchos que se lancen el compromiso de leer más) y me dará retroalimentación en cuanto a la premisa; la segunda es parte de un grupo de autores que tienen un proyecto interesante: se trata de un libro de reseñas, en el que hablan de las historias y los autores, todos de Wattpad, con el fin de impulsarlos y darles más exposure. A cambio de su reseña, yo leí el libro de uno de ellos, una historia de vampiros que me encantó, pero que terminó decepcionándome al leer la secuela (hablé más de esto en mi entrada de ayer, dentro de mis Debrayes, así que si no la han leído, corran a hacerlo).

En general esta semana ha tenido un tono agridulce. Sigo trabajando para ganar más territorio en Wattpad, pero como con toda actividad, les admito que el feo monstruo de la desesperación comienza a alcanzarme. He estado soñando con mi antiguo trabajo, y aunque no soy una persona que le haga mucho caso a sus sueños o que piense que hay en ellos alguna especie de significado oculto, sí me pregunto a qué se deberá tanta recurrencia. Sea como sea, pienso poner todos estos sentimientos de duda y ansiedad en mi escritura: estoy seguro que mi personaje principal, un escritor, podrá identificarse con ellos. Los mantendré al tanto y esperemos que las dos últimas semanas del año traigan consigo buenas noticias.

Estatus: 18 capítulos de 40 (tentativo)

Fecha estimada de terminación: 10 de enero (primer draft)