Mi diario de escritor: Semana 1 de “Los Buitres”

El proyecto oficialmente ha comenzado: esta semana, empecé a escribir la que será mi siguiente novela, “Los Buitres”, una historia satírica que tendrá lugar en el Upper East Side de Nueva York y que tendrá como protagonista a un escritor mexicano que busca la fama y la fortuna en este competitivo e imperdonable mundo.

Habiendo pasado los últimos meses enfocado en el género de la fantasía, decidí que sería un buen momento para explorar algo nuevo. La idea detrás de “Los Buitres” es una que llevo repasando por algunos años, y que ha sufrido distintas iteraciones: inicialmente quería que fuera una comedia negra, después pensé en aumentar los elementos dramáticos y hacerla una novela de suspenso, tal vez un thriller psicológico. En algún momento consideré hacerla una novela de terror, pero descarté esa idea casi de inmediato. El resultado actual es una novela de sátira con considerables elementos pertenecientes al género de thriller psicológico. Me gustaría describirla como una combinación entre “La Hoguera de las Vanidades”, una de mis novelas favoritas, y “Black Swan”, una mis películas favoritas.

Algo que pienso explorar con esta novela es la salud mental del protagonista. Estoy escribiéndola en primera persona, y pienso incluir pasajes detallados de su estado mental y el razonamiento detrás de algunas de sus acciones más cuestionables. Este personaje es, sin duda alguna, el más oscuro y complejo que he escrito hasta ahora, y es uno que está representando todo un reto, principalmente porque no quiero perder a mis lectores haciéndolo demasiado cruel o poco simpático.

Al día de hoy, habiendo comenzado oficialmente a escribir el lunes 30 de septiembre, he escrito cuatro capítulos, todos cortos pero de ritmo rápido. Una de las críticas más constantes que se le ha dado a mi primera novela, “El Amanecer del Príncipe”, es que el inicio puede llegar a ser muy lento y excesivamente detallado, por lo que para esta novela he hecho un esfuerzo consiente para agilizar la acción de la trama; en cuanto al tema descriptivo, no he cambiado mucho, en general me gusta describir de manera muy rica en mis narraciones, o al menos eso intento.

Los primeros tres capítulos salieron de inmediato, casi sin ningún esfuerzo. Al ser cortos (ninguno de ellos supera las tres cuartillas), la narración salió muy fluida y pude avanzarlos sin ningún contratiempo. Encontré más dificultoso el cuarto capítulo, pues no es solo uno de los más importantes para el libro en general, sino también el que más diálogo tiene hasta ahora. Siempre batallo con ellos, pues me gusta que mis diálogos sean muy cinemáticos, y en general, cuando los escribo, me los imagino como una escena en una película. El capítulo sucede en una fiesta y hay varias conversaciones pequeñas entre algunos personajes, y una conversación que quiero que sea muy impactante, entre mis dos protagonistas. Es justo esta última la que me está llevando más tiempo.

Hoy pretendo terminar el cuarto capítulo, y dedicar el día de mañana a leer los cuatro y hacer los cambios pertinentes. Generalmente ese es mi esquema de trabajo: escribo durante cinco días, y dedico el fin de semana a leer el trabajo y reescribir algunos pasajes. Me ayuda mucho separarme un poco del trabajo y regresar a él con una mente más despejada. Mi propósito es terminar “Los Buitres” este mismo año, y a partir de Enero, comenzar a escribir la secuela de “El Amanecer del Príncipe”. Estoy consciente de que es un calendario muy justo, especialmente porque imagino que “Los Buitres” tendrá alrededor de 40 capítulos, pero hasta el momento todo parece indicar que lo lograré.

Puesto que pretendo continuar expandiendo el mundo de Icea, que es donde sucede la acción de “El Amanecer del Príncipe”, mediante historias cortas que hablen de leyendas, personajes, monumentos y demás, y que publico semanalmente en este blog, será muy interesante la experiencia de maniobrar con dos géneros tan distintos, en dos historias que son completamente opuestas la una de la otra. Es un reto que, como escritor, encuentro muy emocionante y que planeo compartir en este diario. ¡Nos vemos la próxima semana!

Estatus actual: 4 capítulos de 40.

Fecha estimada de terminación: 6 de diciembre (primer draft)