Anargáutas: Orgullosos Protectores de Icea

Valientes, desinteresados, fuertes y determinados, los Anargáutas son las estrellas de Icea, los hombres y mujeres que nos protegen, nos cuidan, nos estimulan y nos impulsan, ayudándonos a alcanzar nuestra mejor posible versión.

Los Anargáutas son aquellos individuos capaces de manipular la energía, propia y ajena, y usarla en asombrosas y distintas aplicaciones: los Energizadores la usan para tratar enfermedades y curar malestares; los Vigorizantes la usan para mejorar la condición física y entrenar a los futuros atletas de Icea; los Potentes la usan para moderar las emociones y estimular la mente, liberándola de las barreras que la limitan; por último, los Agentes la usan para protegernos y, en conjunto con las Fuerzas Especiales, mantienen la paz y la justicia en los cuatro reinos.

Las habilidades Anargáuticas están directamente ligadas a las emociones; un Anargáuta en un estado de relajación y tranquilidad será un Anargáuta en control de su energía. El dominio de las emociones es lo primero que se le enseña a los Anargáutas, y es labor de los Potentes el asegurarse que estas jamás se salgan de control. Los niños Anargáutas deben ser vigilados muy de cerca, pues un berrinche será suficiente para liberar cantidades de energía considerables y causar daños irreparables.

Todos los Anargáutas descubren sus habilidades entre los 8 y los 10 años de edad, sin excepciones y es imperativo que, una vez que identifiquen su naturaleza, se presenten a las oficinas de las Fuerzas Anargáuticas para ser registrados. Al cumplir los 13 años, viajarán a Triquerra para unirse a la Universidad Anargáutica y dar inicio a su educación formal. Al cabo de cuatro años, regresarán a sus reinos de origen, listos para unirse activamente a las Fuerzas Anargáuticas, en donde harán su parte para proteger a su reino.

Ser Anargáuta es sin duda un privilegio, pero también una enorme responsabilidad. Semejantes y maravillosas habilidades deben ser usadas de manera correcta y regulada. El Alto Consejo de Energía mantiene un control exacto de cuántos Anargáutas hay en cada reino, y cuál es su función dentro de los mismos. Es gracias a este control que los Anargáutas han podido prosperar, convirtiéndose en una pieza clave para la vida de los reinos, y es de vital importancia mantenerlo por encima de todas las cosas. No hay, ni habrá en este mundo, nada más peligroso que un Anargáuta descontrolado.

Si crees poseer habilidades, o sabes de alguien que tal vez las tenga, es tu obligación acudir a las Fuerzas Anargáuticas y hacérselos saber.

Libera tu energía. Protege a tu reino.

Comunicado oficial del Alto Consejo de Energía